• Yaerly Holguín

4 Playas imperdibles en Ecuador

Juananu, Manabí

Se encuentra ubicada al noroeste de la provincia de Manabí, en el cantón Pedernales.

Playa Juananu está rodeada de palmeras e islas desiertas, rebosante de lagunas de aguas cristalinas hacen de este lugar un espacio muy tranquilo y silencioso.


En marea baja, la playa es ancha y las serranías se alejan de la playa, quedando una zona abierta frente al mar.


Juananu invita a turistas apasionados por la naturaleza virgen y la conservación. Se puede también practicar deportes acuáticos, caminatas por la costa y deleitarse con su exquisita y variada gastronomía.



Tortuga Bay, Galápagos

Bahía Tortuga o Tortuga Bay, ubicadas en la Isla Santa Cruz en Ecuador. Allí, la arena de un alabastro de pureza, que se descompone como un puñado de talco en las manos y los pies de los caminantes que contrasta con la turquesa del mar. Varias rocas oscuras y porosas complementan el paisaje que ofrece descanso.


¿Porqué se llama Tortuga Bay?


El nombre escogido para esta bahía es porque aquí anidan las tortugas de las Islas Galápagos, es el lugar ideal para la observación de la fauna principalmente los lobos marinos, flamingos, iguanas, y algunas especies más.




Salango, Manabí

Ubicada a treinta minutos de Puerto López es una extensa playa de fina y blanca amarilla arena, cuyo suave oleaje es idóneo para los deportes acuáticos.


Desde su mirador natural, se obtiene hermosas vistas panorámicas del Parque Machalilla y de la Isla de Salango que se encuentra frente a la playa.


Su fauna incluye una impresionante colección de aves: piqueros azules, fragatas, pulpos langosta, pelícanos, loros entre otros.


Durante los meses de Julio a Septiembre es posible observar ballenas jorobadas en sus aguas.




Isla Portete, Esmeraldas

La Playa de Portete está ubicada al sur de la provincia de Esmeraldas, en el cantón Muisne. Visitada por sus hermosos paisajes y extensa playa, se puede disfrutar de un entorno de naturaleza pura y mucha calma.


El azul del cielo se refleja en las aguas cristalinas del mar. La espuma blanca de las olas irrumpe por instantes en la fina arena, mientras el viento agita las hojas de un extenso bosque de palmera a lo largo de la playa solitaria de la isla de Portete.




Entradas destacadas